Cuadros en la Calle

Siempre me ha llamado la atención como se comporta la composición en un formato cuadrado. Al tener todas sus caras del mismo tamaño es limpio y ordenado, incluso una foto caótica logra un equilibrio entre los elementos que la conforman si está bien aplicado. Puede ser por el color, la iluminación o las formas que resulta fácil detectar cuando algo altera el equilibrio, de está forma sabemos si el formato funciona correctamente.
Me gusta la idea de pensarlo como un formato de tarjetas coleccionables. Logra un efecto visual de mostrar al personaje en el entorno donde fue capturado de una forma muy gráfica, una especie de avatar o imagen de presentación.
b